EL SISTEMA EMMEDUE CONFIRMA LA SU ELEVADA RESISTENCIA AL TERREMOTO

Home / Informe / EL SISTEMA EMMEDUE CONFIRMA LA SU ELEVADA RESISTENCIA AL TERREMOTO

Un violento terremoto de magnitud 7.8 de la escala Richter ha afectado el pasado Abril la costa del Ecuador, a solamente 19km de profundidad. El epicentro ha sido localizado en la reserva natural Mache-Chindul, a pocos kilómetros de las ciudades costeras de Monpiche y Bolivar y a aproximadamente 170 km desde la capital Quito.
El terremoto se sintió en todo el País y también en Brasil, Perú, Colombia y Panamá. Pero la sacudida más intensa ha sido en el área del epicentro donde los efectos han resultado catastróficos: según el balance oficial el numero de las victimas sería de aproximadamente 570 personas.

terremoto_epicentro

La sismicidad indica la frecuencia y la fuerza con los cuales se manifiestan los terremotos, y está relacionado con la característica física del terreno. Las consecuencias de un terremoto dependen también desde las características de resistencia de las construcciones a las acciones sísmicas. La predisposición de una construcción a dañarse ante tales eventos se define vulnerabilidad. Cuanto más es vulnerable un edificio (por tipología, diseño inadecuado, mala calidad de los materiales, modalidad de construcción, escasa manutención, tipo de terreno sobre la cual ha sido construido), tanto mayores serán las consecuencias.

Para reducir los efectos del terremoto y la pérdida de vidas humanas es necesario construir edificios seguros y transformar aquellos existentes en menos vulnerables. Hoy las normas para las construcciones en zonas sísmicas prevén que los edificios no se dañen por los terremotos de baja intensidad, no sufran daños estructurales para terremotos de media intensidad y no derrumben en ocasión de terremotos fuertes, aunque podrían sufrir daños graves.

El tipo de daño presentado puede depender de una serie de circunstancias entre las cuales la planta estructural del edificio, edad, características de los materiales, sismicidad del área, cercanía con otras construcciones y elementos no estructurales. Cuando ocurre un sismo el terreno se mueve horizontalmente y/o verticalmente, sometiendo los edificios suprayacentes a ciclos de fuerzas inerciales. Los edificios empiezan a oscilar bajo frecuencias que dependen del tipo de construcción. Si la estructura es dúctil, y por lo tanto capaz de soportar deformaciones, tendrá mayor probabilidad de no derrumbarse aunque pudiendo sufrir graves daños que, como ya se ha dicho, dependen del la duración y de la intensidad del terremoto.

Imagines post terremoto (sistema constructivo tradicional)

El Sistema Constructivo Emmedue y el terremoto

En el Sistema Constructivo Emmedue la función de transferir las acciones sísmicas viene representada por las paredes de corte.
La mayor ventaja de contar con muros estructurales es el significativo aumento de la rigidez lateral del edificio, con lo cual consigue:

  1. una reducción de los efectos secundarios y por lo tanto un aumento de la seguridad contra el colapso;
  2. los muros además, también en fase de fisuración extendida, mantienen gran parte de la capacidad portante de las cargas verticales, cosa que no siempre sucede para los pilares.

La mayor rigidez del sistema estructural, además:

  • minimiza la influencia negativa que los paneles de cerramiento pueden tener sobre el comportamiento global del edificio;
  • protege los elementos secundarios contra el daño, el cual comporta una notable ventaja económica en términos de costes de reparación;
  • minimiza los efectos psicológicos sobre las personas

Una ulterior ventaja es que el comportamiento de los edificios con muros es generalmente más fiable de aquello de edificios compuestos por solos telares pórticos; esto gracias al hecho de que las articulaciones se forman en las vigas y no en los muros, en particular si estas han sido diseñados según las reglas del “capacity design”.
Los muros diseñadas según las modernas normativas presentan un comportamiento notablemente dúctil frente a las cargas monótonas. La resistencia a flexión no viene muy influenciada por la cantidad de armadura; además, una mayor cantidad de armadura comporta una mayor ductilidad.

Imagines post terremoto (Sistema Constructivo Emmedue)